¡¡No fijes la mirada, muévela!!

molinillo

El mundo está lleno de detalles. Y tú me dices, “ya, pero yo veo borroso”

¡Es cierto! Cuando vemos borroso, es más fácil que no tengamos interés por buscar los detalles. Y esto nos conduce a mover menos los ojos sobre las cosas que miramos. Y un menor movimiento lleva a una visión peor. Así que, perpetuamos y empeoramos la situación.

A partir de ahora, cuando mires algo, ya sea lejos o cerca,  busca las partes que tiene, colores, contrastes, esquinas, picos, formas….Dibuja eso que miras y busca, aunque no se vea nítido. El ojo agradece que le des ese movimiento que necesita para formas imagines más claras. Y no te preocupes de cómo lo hace. El sabe. ¡¡¡Tú simplemente se cotilla y no te conformes con ver el todo, busca las partes!!!

 

 

Be first to comment